· 

DESENTERRAR LOS ÍDOLOS

Los monjes están construyendo el monasterio y, cavando, encuentran un ídolo de bronce. Lo cogen y lo meten en la cocina. De pronto empiezan a ver que sale fuego de la cocina y van rápidamente a apagarlo mediante el agua. Pero el fuego no se apaga. Entonces llega san Benito y comprueba que aquel fuego existía sólo para los ojos de los monjes, que era un fuego ficticio. Los monjes estaban siendo víctimas de una ilusión. Dice san Gregorio que Benito les hizo volver a la visión real de las cosas, diciéndoles que hicieran caso omiso de las llamas.

¿Qué pasa? Los monjes han encontrado un ídolo. Ese ídolo lo tenemos todos. Nos impide avanzar en la construcción de nuestra vida porque desvía toda nuestra energía para mantenerlo. Como no lo hemos analizado ni descubierto, luchamos contra él de forma inútil.

¿Cuáles son estos ídolos? Cada uno tenemos que descubrir los nuestros. Puede ser, por ejemplo, la imagen que quiero dar de mí mismo, un principio en mi vida inamovible, una persona a la que absolutizo, un defecto que quiero ocultar…

Los hermanos lo echan a la cocina porque no lo han desenmascarado ni querido mirar a la cara. Creyeron que cambiándolo de lugar desaparecerá. Sin embargo, se les presenta como un fuego porque el problema no ha desaparecido, sólo ha cambiado de manifestación. Entonces Benito se da cuenta de que el fuego es una ilusión de los monjes y les hace volver a la visión real de las cosas. Es decir que los ídolos hay que desenterrarlos, descubrirlos y gestionarlos bien porque si no, van a producir en nosotros una deformación completa de la realidad de nuestra propia vida. Los vamos a tener ahí siempre. Entonces a enfrentarnos a ellos, descubrirlos y gestionarlos bien, volver a la visión real de todo sin este fuego, sin esta deformación que nos impide crecer y ser felices.

Muchas veces nos empeñamos en que no crecemos porque no rezamos. Quizás sí rezamos pero no hay un sostén, una pureza de corazón ("puritas cordis"), una pureza de vida, una limpieza, una claridad que permita actuar al Señor.

¡Ánimo! ¡A por los ídolos: a desenterrarlos y decirles que no les tenemos miedo!


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    rodrigo sanz rojas (domingo, 04 noviembre 2018 20:14)

    SALUDOS MUY FRATERNOS DESDE CHILE, COMUNA DE PUERTO MONTT, DÉCIMA REGIÓN DE LOS LAGOS, RODRIGO SANZ ROJAS, ES GRATO ESCRIBIRLES DE TAN LEJOS PERO CERCA DEL CORAZÓN DEL PADRE, SE QUE ESTAS LINEAS TENDRÁN UNA MUY BUENA ACOGIDA Y ACEPTACIÓN, EL MOTIVO DE ESTE CORREO ES PARA SOLICITARLE SU AYUDA Y COOPERACIÓN, SERA POSIBLE PODER RECIBIR EN MI CORREO LAS NOTIFICACIONES DEL BLOG, COMO PODER SUSCRIBIRME, POR FAVOR, DEVOCIONALES, PAN ESPIRITUAL, MEDITACIONES, REFLEXIONES, POR FAVOR, SOLO DESEO Y ANHELO QUERRER MAS DE DIOS Y SU PALABRA Y LLEGAR ASÍ AL CONOCIMIENTO DE SU VERDAD, ESPERANDO SABER DE USTEDES, BENDICIONES A TODOS O LO QUE USTED GENTILMENTE ME QUIERA ENVIAR PARA MI CRECIMIENTO Y MADUREZ EN CRISTO JESUS, Y LLEGAR A LAS PROFUNDIDADES ETERNAS DE LA PALABRA REVELADA DEL PADRE, ESPERANDO SABER DE USTED Y COMPARTIR MAS DE DIOS Y SU PALABRA.-