· 

Píldora de la semana: Dios el Creador Eterno

Dios: El Creador eterno

 

En la píldora anterior (Al Dios desconocido), vimos que hoy, como en los tiempos de los primeros cristianos, muchos en el mundo no conocen a Dios.

Pero Dios conoce el mundo y a todos los seres humanos perfectamente, ya que es Él el creador del Universo físico y el celestial, es decir: todo lo que podemos percibir con nuestros cinco sentidos, más todo lo que nuestra humana limitación no nos permite percibir, el mundo espiritual invisible que en la Biblia es llamado “cielo” o “los cielos”. (cfr. Hechos 17:24)

(Génesis 1:1)

En el principio creó Dios el cielo y la tierra.”

(Deuteronomio 10:14)

Mira: De Yahvé tu Dios son los cielos y los cielos de los cielos, la tierra y cuanto hay en ella.”

(Hebreos 11:3)

Por la fe, sabemos que el universo, tanto lo visible como lo invisible, fue formado por la palabra de Dios.”

(Romanos 1:20a)

Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se manifiesta a la inteligencia a través de sus obras.”

(Salmo 148:1,2)

¡Alabad a Yahvé desde el cielo, alabadlo en las alturas, alabadlo, todos sus ángeles, todas sus huestes, alabadlo!

(Mateo 10:7)

Id y proclamad que el Reino de los Cielos está cerca.”

(Eclesiástico 42:22)

¡Qué admirables son todas sus obras! Y lo que contemplamos es apenas un destello”.

 

Dios es el origen y el término de todo lo que existe, el principio y el fin; Dios es eterno y todopoderoso.

(Salmo 93(92):2)

Tu trono está firme desde antaño, desde la eternidad existes tú.”

(Salmo 102(101):26,28)

Desde antiguo fundaste la tierra, los cielos son obra de tus manos. Más tú eres el mismo, no tienen fin tus años.”

(Isaías 41:4)

¿Quién lo realizó y lo hizo? El que llama al futuro desde el principio. Yo, Yahvé, soy el primero, y estaré presente con los últimos.”

(Isaías 48:12b,13a)

Yo soy, yo soy el primero y también soy el último. Sí, mi mano fundó la tierra y mi diestra extendió los cielos.”

(Apocalipsis 1:8)

Dice el Señor Dios, el Todopoderoso: Yo soy el Alfa y la Omega. Aquel que es, que era y que va a venir”.

Lo reconozcamos o no, estamos profundamente vinculados a nuestro amoroso Padre, pues hemos sido creados a imagen suya” (Génesis 1:27) y hemos recibido su “aliento de vida” (Génesis 2:7) que permanece en nosotros durante toda nuestra existencia. Somos hijos suyos.

(Salmo 139(138):13,14,16)

Porque tú has formado mi cuerpo, me has tejido en el vientre de mi madre; te doy gracias por tantas maravillas: prodigio soy, prodigios tus obras. Mi embrión veían tus ojos; en tu libro están inscritos los días que me has fijado, sin que aún exista el primero.”

(Salmo 103(102):13,14)

Como un padre se encariña con sus hijos, así de tierno es Yahvé con sus adeptos; que él conoce de qué estamos hechos, sabe bien que sólo somos polvo.”

 

En su discurso en Atenas el apóstol San Pablo afirmó que

Él creó todo el linaje humano... con el fin de que buscasen a la divinidad.” (Hechos 17:26a,27a)

y en la carta a los Romanos:

Todas las cosas provienen de él, y son por él y para él.” (Romanos 11:35).

De ahí que el fin último de la vida del ser humano es buscar a Dios.

 

Tristemente, la humanidad a menudo se olvida de su propio Creador y Padre y le da la espalda para perseguir ilusorias ambiciones materiales o placeres momentáneos y prefiere confiar en sí misma, renunciando a Su amor y protección, que son imprescindibles para ser verdaderamente felices.

Sin Su presencia, nuestra vida carece de sentido y se transforma en un árido desierto.

(Jeremías 17:5,6)

Esto dice Yahvé: Maldito quien se fía de las personas y hace de las creaturas su apoyo, y de Yahvé se aparta en su corazón. Es como el tamarisco en la Arabá, y no verá el bien cuando viniere. Vive en los sequedales del desierto, en saladar inhabitable.”

 

Por ello, Dios mismo viene constantemente en nuestra busca y nos exhorta con indulgencia y benevolencia a volvernos a Él, razón y fin de nuestro ser.

(Salmo 14(13):2)

Se asoma Yahvé desde los cielos hacia los hijos de Adán, por ver si hay algún sensato, alguien que busque a Dios.”

(Isaías 55:3a,6-7)

Escuchadme y acudid a mí; oíd, y vuestra vida prosperará. Buscad a Yahvé mientras se deja encontrar; invocad a Yahvé mientras está cercano. Que el malvado abandone su conducta, el hombre inicuo sus pensamientos, y se vuelva a Yahvé, el compasivo, a nuestro Dios, generoso en perdón.”

 

Cuanto más nos acerquemos a Dios, mayor será nuestro gozo, porque solamente en Él podemos alcanzar el propósito para el que fuimos creados y encontrar verdadera plenitud y sentido de vida.

(Salmo 34(33): 9

Gustad y ved lo bueno que es Yahvé, dichoso el hombre que se acoge a él.”

(Salmo 103(102):2)

Bendice, alma mía, a Yahvé, nunca olvides sus beneficios.”

 

Pero, ¿Es que Dios está realmente tan cerca de nosotros? Esto ¿qué beneficios nos trae?

 

Lo descubriremos en las próximas píldoras ...

 

Si te ha gustado, ¡COMPÁRTELO!

Me llamo Sonia, vengo de Italia, tengo 46 años y estoy  empezando mi camino de vida monástica como postulante en la comunidad del monasterio benedictino S. M. de Carbajal en León... 

LEER MÁS...

Notas importantes:

  • Este espacio no pretende plantear ninguna análisis teológica o filosófica, sino ofrecer pequeñas sencillas recomendaciones basadas en las Escrituras para vivir mejor.
  • La Biblia que utilizo es La Biblia de Jerusalén – Nueva edición totalmente revisada 2009.
  • La numeración de los Salmos sigue el texto hebreo y, entre paréntesis, la griega (LXX) adoptada por la Liturgia.




Escribir comentario

Comentarios: 0