· 

Píldora de la semana: Dios es Amor

Dios es Amor

 

En las últimas píldoras vimos que Dios es el Creador de todo (Dios el Creador eterno) y que está aquí constantemente presente a nuestro lado (La presencia de Dios), invitándonos a tod@s a acercarnos a Él, para acogernos como un padre a sus queridos hij@s.

 

Pero, ¿Por qué un Dios todopoderoso, omnipresente y eterno se interesaría tanto por nosotros?

 

El motivo es tan sencillo como profundo: el Amor.

 

Todos los actos divinos están movidos por el amor:

(Salmo 36(35):8a

Qué admirable es tu amor, oh Dios!”

(Salmo 100(99):5a

Bueno es Yahvé y eterno su amor.”

 

Las maravillas de la creación son fruto de Su amor.

(Génesis 1:31)

Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien.”

(Salmo 33(32):5b

Del amor de Yahvé está llena la tierra.”

(Eclesiástico 42:17,25)

Ni siquiera los santos del Señor son capaces de contar todas sus maravillas, que el Señor omnipotente ha establecido firmemente, para que el universo subsista en su gloria.

Una cosa confirma la excelencia de otra, ¿quién puede cansarse de contemplar su gloria?”

 

Por amor, Dios sigue cuidando de toda la creación.

(Salmo 104(103):30,31)

Si envías tu aliento, son creados, y renuevas la faz de la tierra.

¡Gloria a Yahvé por siempre, en sus obras Yahvé se regocije!”

(Salmo 36(35):6,7

Tu amor, Yahvé, llega al cielo, tu fidelidad alcanza las nubes; tu justicia, como las altas montañas, tus sentencias, profundas como el océano. Tú proteges a hombres y animales.”

(Salmo 145(144):9,10,13b,16)

Bueno es Yahvé para con todos, tierno con todas sus creaturas. Que te alaben, Yahvé, tus creaturas, que te bendigan tus fieles.

Fiel es Yahvé en todo lo que dice, amoroso en todo lo que hace.

Tú abres la mano y sacias de bienes a todo viviente.”

 

Por encima de todo, Dios ama a la criatura que hizo a su imagen: el ser humano, a quien le confió el cuidado del planeta, otorgándole todos sus deleitosos frutos.

(Salmo 115(113b):16)

El cielo es el cielo de Yahvé, la tierra se la ha dado al hombre.”

(Salmo 8:6-9)

Apenas inferior a un dios lo hiciste (el ser humano), coronándolo de gloria y esplendor; señor lo hiciste de las obras de tus manos, todo lo pusiste bajo sus pies: ovejas y bueyes, juntos, y hasta las bestias del campo, las aves del cielo, los peces del mar.”

(Génesis 2:8,9a,18,19)

Luego plantó Yahvé Dios un jardín en Edén, al oriente, donde colocó al hombre que había formado.

Yahvé Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles deleitosos a la vista y buenos para comer.

Se dijo luego Yahvé Dios: 'No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada'. Y Yahvé Dios modeló del suelo todos los animales del campo y todas las aves del cielo y los llevó ante el hombre para ver cómo los llamaba, y para que cada ser viviente tuviese el nombre que el hombre le diera.”

(Salmo 104(103):14,15)

Haces brotar hierba para el ganado, y las plantas para el uso del hombre, a fin de que saque pan de la tierra, y el vino que recrea el corazón del hombre, para que lustre su rostro con aceite y el pan conforte el corazón del hombre.”

 

Por amor Dios nos hizo partícipes de sus cualidades y enseñanzas y estableció con el género humano una alianza eterna, un vínculo de amor inextinguible.

(Eclesiástico 17:6-12)

Les formó lengua, ojos y oídos, y les dio un corazón para pensar. Los llenó de saber e inteligencia, les enseñó el bien y e mal. Fijó su mirada en sus corazones, para mostrarle la grandeza de sus obras. Por eso alabarán su santo nombre, y proclamarán la grandeza de sus obras. Les concedió además el conocimiento, y les dejó en herencia una ley de vida. Estableció con ellos una alianza eterna, y les enseñó sus mandamientos.”

(Jeremías 32:40,41)

Pactaré con ellos una alianza eterna -que no revocaré después de ellos-: les procuraré el bien y haré que me respeten de corazón. De ese modo no se apartarán de mi lado. Me alegraré de hacerles el bien y los plantaré en esta tierra firmemente, con todo mi corazón y con toda mi alma.”

 

Nuestra propia capacidad de amar proviene de Dios, que es la mayor fuente de Amor, tanto que podemos afirmar sin duda alguna que Dios ES Amor.

(1 Juan 4:19)

Nosotros amamos porque él nos amó primero.”

(1 Juan 4:16)

Y nosotros hemos conocido y creído en el amor que Dios nos tiene.

Dios es Amor:

y el que se mantiene en el amor se mantiene en Dios y Dios en él.”

  

Todos necesitamos amor para una vida saludable y feliz.

Roguemos entonces a Dios que su amor nos acompañe siempre:

(Salmo 33(32):20-22)

Esperamos anhelantes a Yahvé, él es nuestra ayuda y nuestro escudo; en él nos alegramos de corazón y en su santo nombre confiamos. Que tu amor, Yahvé, nos acompañe, tal como lo esperamos de ti.”

 

¿Cuál es la mejor muestra de amor que Dios nos ha dado?

 

La próxima semana contestaremos a esta importante pregunta, de la que depende nuestra misma vida.

Si te ha gustado, ¡COMPÁRTELO!

Me llamo Sonia, vengo de Italia, tengo 46 años y estoy  empezando mi camino de vida monástica como postulante en la comunidad del monasterio benedictino S. M. de Carbajal en León... 

LEER MÁS...

Notas importantes:

  • Este espacio no pretende plantear ninguna análisis teológica o filosófica, sino ofrecer pequeñas sencillas recomendaciones basadas en las Escrituras para vivir mejor.
  • La Biblia que utilizo es La Biblia de Jerusalén – Nueva edición totalmente revisada 2009.
  • La numeración de los Salmos sigue el texto hebreo y, entre paréntesis, la griega (LXX) adoptada por la Liturgia.




Escribir comentario

Comentarios: 0