· 

NOS INVITAN A TODOS...

DOMINGO XXVIII - A

Mt 22, 1-14

 

Jesús, en la parábola de este domingo, nos dice que DIOS invita a TODOS a un banquete. Nos quiere ver sentados junto a él, disfrutando para siempre de una vida plenamente dichosa.

Algunos desprecian la invitación. A pesar del rechazo, habrá fiesta. Dios no ha cambiado. No se desalienta. Habrá una fiesta final. Por eso manda salir a los caminos y dice: "Traed a todos los que encontréis...".

 

JESUS no solo habla así de Dios. Él actúa del mismo modo. En el Nuevo Testamento, se le ve comiendo con frecuencia con la gente. Pero no se sientan a su mesa los poderosos... No <<pueden>> aceptar su invitación. Son los últimos de aquella sociedad, los indeseables, los que saben acoger la llamada de Jesús.

 

HOY

Cada mañana, Jesús, llamas a la puerta

y me dices: sal, ven hasta mi fiesta.

No permitas, Señor, que yo me pierda

en mil afanes que, sin ti,

no tienen meta.

Lo que día a día nos mostraste en tu vivir, 

sea imán ardiente para TODOS.

Todos estamos llamados a tu mesa.

 

                                                        (R.M.)

 




Escribir comentario

Comentarios: 0