· 

EL REY HA PREPARADO UN BANQUETE

DOMINGO XXVIII - A

Mt 22, 1-14

El Rey ha preparado algo maravilloso: un banquete. Envía las invitaciones. Lo que más sorprende es que los invitados no quieren ir. No tienen excusa; simplemente, no van.

¿Qué pasa? Lo que ocurre es que les interrumpe el plan que tenían; han de cambiarse y marchar al banquete. Es una incomodidad.

También a nosotros, las llamadas concretas de Jesús, día a día, nos pueden incomodar. Porque no son ideas generales y abstractas, sino que afectan a aspectos muy concretos de nuestra vida.

“Yo quiero mucho a Jesús. Jesús me quiere mucho a mí”.

“Pero no se trata de eso".

Hay que ir a..., hay que cuidar..., hay que aguantar a una hermana que me molesta, aguantar a otra que está siempre apagada.... Ese es el lugar donde la llanta toca el asfalto y este lugar es áspero.

Entonces podemos reservar nuestro seguimiento del Señor para las partes de nuestra vida que no precisan que cambiemos, que no nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Así que, mejor, seguir con lo nuestro, como los invitados al banquete: nuestros negocios y nuestros recintos. Porque, además, son cosas buenas y, así, las hago mejor: tengo más tiempo, no me estreso y estoy tranquila.

Pero Dios nos quiere mucho y no nos quiere dejar ahí. Nos sigue llamando. Él sabe dónde está nuestra verdadera felicidad: en el amor que molesta; amor que prefiere la molestia a la propia tranquilidad.

 

                                               (E.A.)




Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Maria Luisa Riera Moya (domingo, 11 octubre 2020 19:57)

    Hermanas.Muchas gracias por estas Preciosas letras. En el Evangelio se contempla una Generosidad e invitación del Señor a todas nosotras. A veces es duro cambiar lo que tenemos programado para cumplir con una invitación.
    Es muy hermoso, saber, el Amor que nos tiene el Padre. / Debemos de estar siempre preparada, con el traje limpio,sin manchas e impureza, ya que es indispensable entrar en la Casa . Que el Señor, os conceda la gracia de ir siempre limpio von faltas de imperfecciones Gracias

  • #2

    Marisa Argüelles (lunes, 12 octubre 2020 10:58)

    Sí. Me siento muy reflejada. El seguimiento de Jesús solo en lo que me agrada. Gracias por esta reflexión. Que el Señor nos siga invitando a la boda! Igual aceptamos la invitación....