· 

"ESTAD SIEMPRE ALEGRES"

DOMINGO III DE ADVIENTO

DOMINGO GAUDETE

 

Gaudete es el nombre que recibe el tercer domingo de Adviento.

En latín «Gaudete» quiere decir «regocijaos», «alégrense», «estad alegres». Se define así a este domingo, porque es «Gaudete» la primera palabra que se menciona en la eucaristía en el introito (canto de entrada). El uso del término viene de un pasaje de la carta a los filipenses (4,4).

 

Y, alegría, ¿por qué? 

 

Una alegría hay barata

que encontramos por doquier:

por conseguir con engaño

más riqueza y más poder;

por doblegar al hermano

sin piedad y así obtener

más sobrenombre en la tierra...

Ese goce dura poco.

¿Dónde fue?

No tiene fundamento; 

dura por instantes.

En vértigo, convierte ya tu vida.

Un infierno, eso es.

 

Otra alegría conozco,

que brota del bien hacer.

La hemos vivido todos:

si cariño doy a otro,

si lo acompaño al saber

que el sufrimiento es grande

y le desborda. También

si hay horas largas de trabajo

con el objetivo de ser

fuente de ingreso en casa

viendo a los niños crecer.

El vivir de cada día

con amor y sencillez 

no es goce ya; es gozo

Muy distinto. Lleva a ser

hombre en plenitud, cabal;

como estamos llamados a ser.

 

Otro gozo hay sublime:

que Dios en sí mismo es.

Si llamado está el hombre

a ser UNO con él,

nuestro fin es gozo pleno.

Está llamando a tu puerta.

Ábrela. Atrévete.

 

                                                (R.M.)

 



Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Beni C (martes, 15 diciembre 2020 01:04)

    Este Adviento , en mí introducción y aceptación, he sentido el gozo pleno de el desprendimiento de lo pasado, de las ataduras simples, que ejercen tanta fuerza dentro de uno, que solo se da cuenta en el momento de luz, en el momento de el paso adelante.
    La fe plena, descubre la esperanza que con tanto anhelo uno desea y solamente llega en el momento concreto de gracia, la gracia De Dios.

  • #2

    Ernestina (martes, 15 diciembre 2020 07:29)

    Muchas gracias Beni por su comentario
    Me ha gustado especialmente esa palabra con la que define la fe auténtica y es la palabra plena
    Pues sí ojalá el señor nos dé una fe y plena
    Un abrazo grande