· 

EPIFANÍA

EPIFANÍA (Mt 2, 1-12)

 

Escuchamos, en este texto, la primera manifestación de Jesús a los gentiles. Unos magos se ponen en camino con una pregunta a cuestas: buscan al rey de los judíos. Su sabiduría no les impide buscar una sabiduría mayor que los transforme y los llene de más alegría. Han visto una estrella, una luz nueva, y quieren seguirla. No solo anotarla en su libro de registro. Para ellos comienza un largo y difícil viaje y durante el camino se despistan y pierden la orientación. Van a Jerusalén, a un palacio. ¿Cómo va a nacer en Belén el rey de los judíos, en un pueblo tan pequeño e insignificante?

En Jerusalén se encuentran con el rey Herodes que está aterrorizado por el miedo a que le quiten el poder. ¡Qué curioso y paradójico! ¡Miedo a un niño!

El miedo crea fantasmas que nos despistan y nos producen una violencia extrema contra aquello que nos amenaza. Hay  que eliminarlo, pase lo que pase. Y puede ser una persona, un idea, una situación... El mensaje final de Mateo es de gran esperanza: a pesar de las dificultades, los planes del Señor salen adelante, pero ¡ojo! Hay una condición: no matar a la verdad que nos interpela y nos cuestiona nuestras incoherencias.

 

                                                            (E.A.)

 


Escribir comentario

Comentarios: 0