UNA NUEVA PERSPECTIVA

DOMINGO III DE PASCUA - CICLO B

 

Jesús se presenta a sus discípulos reunidos. No envía un simple watsapp, no. Se hace presente a ellos: la importancia de la presencia, de estar ahí, de establecer vínculos con otros y con el entorno; imprescindible para que la comunidad crezca y se desarrolle.

Son un grupo de seguidores en una situación límite, desesperada, como pasajeros de un barco que se ha hundido en el mar y se están ahogando. Y se presenta Jesús. Quedan asustados. ¡Qué raro! Deberían estar preparados para sus apariciones; pero les parece un fantasma.

Entonces tiene que abrirles el entendimiento. ¿Qué supone esto? Que aparece una nueva perspectiva, una nueva manera de comprender la realidad: la persona se abre a algún aspecto diferente de la misma. Pero esto no se realiza sin lo que se llama el esfuerzo de comprensión. Es como tocar la misma partitura, pero antes con un piano y ahora con un violín. Suena diferente. 

Mira la cruz, escucho. Ya la he mirado muchas veces, respondo. Y es siempre el mismo fondo.

Tenemos razón. Pero ahora, en ese fondo, vamos a ver otra forma: qué alegría de esta posibilidad porque comprendes que hay un sentido nuevo de tu propio dolor, de tus propios fracasos. No nos preocupemos porque con el tiempo se comprenderá. Solo se tiene que abrir la puerta en la condición actual a la resurrección.

Pero mira, yo no soy un espíritu piadoso; tengo heridas. Sí, pero no te olvides de que esas heridas están resucitadas.

 

                                             (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Paz (domingo, 18 abril 2021 18:50)

    Esta nueva perspectiva es entusiasmante y esperanzadora.
    ¡Gracias! Me ha encantado.

  • #2

    Ernestina (lunes, 19 abril 2021 02:47)

    Muchas gracias por su comentario y por seguir nuestra página
    Un abrazo grande