· 

¿POR QUÉ...?

 ¿Eres monja?

 ¿Y cerrada para siempre

vas a estar?

Los goces de esta vida

¿no los vas a disfrutar?

     No me abruma tu “discurso”.

     Lo que busco,

     aunque próximo e íntimo,

     está mucho más allá.

 

Y ¿qué lleva a mantenerte

“oculta” en un lugar?

     A sabiendas, ignorante.

     No me importa.

     Me trasciende lo que busco, 

     lo Absoluto. 

     No es posible 

     tras él, no caminar.

 

Y ¿te olvidas de nosotros?

¿No te importamos ya?

     A mi corazón he visto,

     verter lágrimas, llorar…

     Vivo de otra forma,

     pero siempre en sociedad.

     ¿Lejos de mí el “hombre”? 

      No, por cierto.

      Imposible, a un mismo tiempo,

      es amar y olvidar. 

     ¿No lo entiendes? 

      Cielo y tierra 

      van unidos de la mano: 

      Dios y hombre, 

      en mí, buscan UNIDAD.

 

 

                                         (R.M.)

 


Escribir comentario

Comentarios: 0