· 

VAMOS A LA OTRA ORILLA

DOMINGO XII - CICLO B

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.» Lo llevaron en barca, como estaba.

Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón.

Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»

Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»

El viento cesó y vino una gran calma.

Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»

 

¡Vaya tormenta! Normal en este mar de Galilea. Pero ¡qué miedo! Vamos a perecer todos ahogados. Y Jesús, ¡tan tranquilo durmiendo! Es cierto que estaba muy cansado; pero hay que despertarlo.

 

¡Jesús!, ¿no te importa que nos ahoguemos? No te quedes ahí tan tranquilo. Tienes el mismo problema que nosotros. Así que es mejor que te espabiles, tomes un cubo y empieces a sacar agua de la barca como nosotros. Todos tenemos que colaborar. Movilízate.

 

Jesús les contesta: Pero, ¿qué os pasa? ¿por qué tenéis tanto miedo? ¿es que no tenéis fe? 

 

Responden: Que ¿qué nos pasa? Es normal tener miedo ante una tormenta tan grande y con una barca tan pequeña. No entendemos por qué te pones así.

 

Jesús les dice: Me pongo así porque no tenéis fe en mis palabras. ¿No os dije al principio: "vamos a pasar a la otra orilla"? ¿Lo recordáis? Os prometí una llegada segura a la otra orilla. Podíais haber optado por creerme. Pero no, no lo hicisteis. Habéis preferido creer que no me importabais, que un Jesús dormido es indiferente a vuestras dificultades, que no ibais a llegar nunca a la otra orilla. 

 

Y ¿para nosotros, Jesús? 

Pues semejantes palabras. Porque después de todo lo que he hecho por ti en la vida ¿cómo estás lleno aún de miedos, preocupaciones, de agobios? Ya no te caben más. ¿Será que no tienes fe?

 

                                        (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Casina (lunes, 21 junio 2021 11:13)

    Muchas gracias.
    En efecto, soy cobarde y no tengo fe.
    Nos olvidamos pronto de la presencia de Jesús a nuestro lado.

  • #2

    Ernestina (martes, 22 junio 2021 03:39)

    Gracias por su comentario
    Nos consuela el saber que estamos siempre en proceso de crecimiento y acrecentamiento de nuestra fe
    Un abrazo grande