¿QUIÉN ES JESÚS PARA MÍ?

Jesús somete a sus discípulos a una pedagogía basada en preguntas y respuestas  al estilo de Sócrates cuando reunía a sus estudiantes. Quiere verificar hasta qué punto le conocen.

A la primera pregunta "¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?", las  respuestas son variadas y siempre lo identifican con personajes del pasado; no como alguien actual con su propia identidad. Y esto a Jesús no le gusta.

Entonces se dirige a sus discípulos y les dice: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" Pedro hace de portavoz del grupo y dice que es el Mesías, el Hijo de Dios. Probablemente refleja una confesión pospascual a la que llegaron los discípulos después de mucho tiempo.

Pedro tiene una revelación que le otorga una bienaventuranza y un nuevo nombre. 

Nos estamos enfrentando al problema de la identidad. Cuando confesamos a Jesús como Hijo de Dios, se nos da una nueva identidad; y se ve reflejada en una nueva forma de ser, con una nueva misión.

¿Y para nosotros? ¿Quién es Jesús para ti? Lo descubrimos no en lo que pensamos sobre Jesús, no en lo que sentimos; sino en cómo actuamos. Porque el acto, lo que acontece, es la única expresión real y concreta de mi verdad.

 

                           (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 0