O CONFÍAS SIN NINGUNA EVIDENCIA...

Pero Tomás, ¿qué te pasa? ¿Por qué no estás con los demás? Estás ahí deprimido y solo en un rincón, haciéndote la víctima, exagerando tu mala situación, desilusionado de ti mismo y de la comunidad. Así, te has perdido lo mejor: el encuentro con el Señor, una bendición que recibió el resto de la comunidad; y tú no. Como no estás en comunión, tampoco confías en tus hermanos cuando te dicen que han visto al Señor. Te niegas obstinadamente a creer. Quieres ser diferente; se tienen que cumplir unas condiciones. Pero ¡qué bien! que estuvieras con la comunidad cuando volvió Jesús a los siete días y te concedió las pruebas que exigías. Por fin crees, pero no olvides las palabras del Señor: Dichoso los que creen sin haber visto. Estos son los que tienen una fe que se satisfacen con vivir el día a día de los hermanos sin necesitar nada más: ni visiones, ni apariciones, ni milagros, ni aplausos. 

Jesús, y ¿para nosotros? También la fe. Pero no esa fe que tú tienes ahora, que basas en pruebas o en milagros que consigues con tu oración, en que vas entendiendo mejor quién eres, el sentido de la vida. No, nada de eso. O confías sin ninguna evidencia o eso que tienes no es fe.

 

                                           (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Maria Luisa (domingo, 04 julio 2021 23:55)

    TENEMOS QUE AGRADECER A SANTO TOMAS, LAS MARAVILLOSAS PALABRAS DE: " SEÑOR. MIO Y DIOS MIO ". YO, LE PIDO AL SEÑOR, QUE ME DEJES ACERCARME A EL, PARA VER SUS HERIDAS, NO SOY DIGNA DE METER MIS DEDOS EN SUS BENDITAS LLAGAS. QUE AUMENTE MI FE PARA AMARLO SOBRE TODAS LAS COSAS.

  • #2

    Stanley (lunes, 05 julio 2021 01:32)

    Bella reflexión hermanas. Seminarista Redentorista , escribiendo desde el país de Costa Rica. Bendiciones.

  • #3

    Ernestina (lunes, 05 julio 2021 14:51)

    Muchas gracias por su comentario y por seguirnos en las redes sociales
    Un fuerte abrazo