· 

SUBIR O BAJAR, PERO CON JESÚS

TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR 

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, corno no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.

Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»

Estaban asustados, y no sabía lo que decía.

Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: «Éste es mi Hijo amado; escuchadlo.»

De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.

Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»

Esto se les quedó grabado, y discutían qué querría decir aquello de «resucitar de entre los muertos» (Mc 9,2-10).

 

Mira, tienes que subir al monte. Y esto supone esfuerzo y requiere mucha decisión y tiempo. Sobre todo, teniendo en cuenta que el monte al que quieres subir es alto; y no te conformas con cualquier cosa. Hay cambios de temperatura, de paisaje, de vegetación...  Van apareciendo sombras que te asustan. Y, sobre todo, tu sombra: eso que no aceptas. Y tienes miedo, ¿no?

No es el paseíto tranquilo que te das por la mañana en la huerta al aire fresco, o cuando vas montando en bici, o ese paseíto de las tardes por el campo...

Te veo un poco cansado, con mucho sueño, respirando agitado. Pero vas a llegar. ¡Animo! Y, cuando llegues a lo alto, habrá un encuentro con Jesús transfigurado; verás que él ha cambiado de forma porque ha tenido una unión tan íntima con Dios, que todo él ha sido penetrado por la divinidad.

Ahora que lo has encontrado, tienes que escucharlo para tú también transformarte y estés listo para el descenso que tampoco es fácil.

Pero es en ese seguir fiel, caminando paso a paso con Jesús donde está tu felicidad.

                                              (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Rosa María Sanisidro Burgos (lunes, 09 agosto 2021 23:16)

    Me encuentro caminando paso a paso con Jesús y me siento cada día más feliz, desde mi libertad y querer, aprendiendo cada día, leyendo y rezando, gracias Ernestina, mi querida Ernestina, leela es volar

  • #2

    Ernestina (domingo, 15 agosto 2021 16:51)

    Muchas gracias Rosa por tu comentario
    Un abrazo grande