· 

MASTER EN CARIDAD

Reflexión sobre el Evangelio del domingo XXII del Tiempo Ordinario

(Mc 7, 1–8. 14–15. 21–23)

 

Tenemos normas para casi todo: para comer, rezar, trabajar… Las hemos aprendido y forman parte de nuestra vida. No las vemos como negociables porque estas normas nos identifican y nos han funcionado bien.

 

De pronto, Jesús se hace presente en nuestra vida y nos ve muy llenos de estas tradiciones que hemos convertido en sagradas pero que están interponiéndose en el camino hacia Él. Ve que es imposible poner vino nuevo en odres viejos, y que lo que funcionó ayer, hoy está haciendo daño.

 

Entonces nos invita a cambiar para acoger lo nuevo. Darnos cuenta de lo poco importante que es eso a lo que nos aferramos por miedo. Y ¿qué es lo nuevo que se nos presenta? La caridad. Jesús nos invita a hacer un Máster en caridad para anteponer siempre el amor a las normas.

 

Es un cambio grande de corazón que tiene algo de misterioso porque sucede en un instante pero lleva toda una vida. Y de pronto nos vemos convertidos en la persona que siempre quisimos ser.

 

Así que, nosotros, como san Pablo: olvidándonos de todo lo de atrás, lancémonos a lo que está delante y corramos juntos hacia la meta.

(E. Á.)

¡Suscríbete a nuestro blog!

Basta con mandar un correo a: rosabenedictina@gmail.com y vas a recibir los avisos de las nuevas publicaciones del blog.

¡Conoce nuestra Escuela de Experiencia Religiosa!

www.edersubiaco.com


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Santiago José (domingo, 29 agosto 2021 16:48)

    Toda mi vida rodando por las carreteras nacionales e internacionales , solo con la compañía de Jesús . Él me ha hecho llegar a muchos puntos de descarga sin titubeos , cuando por el cansancio acumulado daba una cabezada , Él , se hacia cargo del volante del camión por mi seguridad . De mí , solo recibía miserias e ingratitudes , y algún que otro rezo del Santísimo Rosario . Ahora en mi jubilación , no se ha apartado de mi , sigue a mi lado, y me pide cosas que no tengo la menor idea como debo hacerlas . Veo en sueño , como desclava su brazo izquierdo de la cruz y me señala un monasterio , no atino a comprender que quiere de mi , cuando hago mis oraciones del día , pido al Espíritu Santo que me indique el camino a seguir , que me ayude a comprender ese sueño repetitivo , pero hasta ahora , nada , sigo sin saber que me esta pasando . Me he comprado el catecismo y lo estoy leyendo , espero encontrar algo que me aclare esta situación . Esto no lo he contado a nadie , no quiero que piensen que estoy perdiendo la cabeza . pero necesitaba contarlo . ¡ Gracias !

  • #2

    Ernestina (martes, 31 agosto 2021 05:26)

    Estimado Santiago José
    Muchas gracias por su mensaje
    En situaciones como la que usted presenta, el proceso de clarificación debe hacerse siempre acompañado por otra persona que ayuda al discernimiento. Ánimo
    Un fuerte abrazo

  • #3

    Santiago José (martes, 31 agosto 2021 09:12)

    Gracias hermana por su consejo . Dios le guarde .