· 

¿QUÉ QUIERES QUE HAGA POR TI?

DOMINGO XXX - CICLO B

 

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: «Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.»

Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: «Hijo de David, ten compasión de mí.»

Jesús se detuvo y dijo: «Llamadlo.»

Llamaron al ciego, diciéndole: «Ánimo, levántate, que te llama.» Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.

Jesús le dijo: «¿Qué quieres que haga por ti?»

El ciego le contestó: «Maestro, que pueda ver.»

Jesús le dijo: «Anda, tu fe te ha curado.» Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino (Mc10,46-52).

 

COMO TÚ

¿Qué quieres?, Jesús preguntas.

¿Qué quieres que haga por ti?

Como Bartimeo digo:

Que vea, Jesús, que vea,

para mirar como tú.

Dame un corazón de carne

que, ante el dolor del hombre,

se estremezcan mis entrañas 

y le quiera como tú;

que una sonrisa a tiempo

dé mi corazón errante;

que, con ternura, sepa

acoger a mis hermanos

como lo harías tú.

Quiero, Jesús, seguirte

¿por qué no?, hasta el Calvario;

pero siempre de tu mano.

A tu lado, es más fácil

ser como eres tú.

 

                          (R.M.)


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Maria Luisa. (domingo, 24 octubre 2021 17:56)

    Desde que leí El libro : " El peregrino ruso." Hice la promesa, recitar esta peticio: " Jesús, Hijo de David, ten compasión de mi" La hago en mi, como una Jaculatoria.

  • #2

    Benedictinas (lunes, 25 octubre 2021 21:49)

    Qué bien! La Oración de Jesús es una oración preciosa, muy querida y practicada por los monjes...