· 

JESÚS TE LLAMA

FIESTA DE SAN ANDRÉS

En aquel tiempo, pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: «Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.»

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron (Mt 4,18-22).

 

Este texto nos relata cómo una llamada del Señor cambió la vida de un sencillo pescador, Andrés. Él escuchó "Venid en pos de mí". ¿Qué querrá decir esto? ¿Te has parado a pensarlo? 

Jesús sabía muy bien cómo era Andrés, había estando  charlando con él como buenos amigos. Pero ahora le llama a una compañía a tiempo  completo. No es solo ser discípulo, sino apóstol. Es decir, está llamado a compartir su vida y su misión: expandir el reino de Dios. Para eso, tiene que seguirle. Y ¿qué responde Andrés? Él no dice nada. Se ve que era un hombre de pocas palabras. Es, ante todo, un hombre de acción. Y entonces, no dice; hace. Deja las redes al momento y sigue a Jesús.

¡Qué mal cambio! ¡Una mala inversión! Deja su profesión segura y se embarca en un trabajo y aventura ardua e insegura. Un cambio totalmente de vida.

¿Te das cuenta de que también tu vida es una continua transición de unas situaciones a otras? Puertas que se cierran; y otras que se abren. Tú también estás en un ambiente ahora seguro, feliz; vives como pez en el agua.

Pues, ¡cuidado! Jesús te llama a salir de ahí. Pero no tengas miedo. Él no te llama para que mueras, sino para que tengas una vida más plena y feliz.

 

                               (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 0