· 

NAVIDAD

Jesús nace en un contexto muy concreto de la historia de la humanidad. No es el "Érase una vez..." de los cuentos. Es un hecho real. 

Y tuvo que dejar, Jesús, muchas cosas: su casa, su familia, su trabajo; pedir excedencia de su divinidad y arriesgarse a ser hombre. ¿Saldría bien la cosa?

Dios emprende un camino muy incómodo para él; se complica mucho la vida.

Si recibimos de verdad a Jesús, también vamos a recibir el escándalo de su nacimiento. 

Nace el Salvador en forma de pobreza y fragilidad. Es el revestimiento, el traje que ha elegido Dios. Y nos es muy difícil apoyarnos en esto para confiar y tener esperanza.

Con Jesús, nos llega una gran alegría, un Salvador que es lo que necesitamos. No un banquero, no un visionario, no un curandero, Necesitamos un Salvador.

 

                                 (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Maria del Camino (sábado, 25 diciembre 2021 12:22)

    Precioso!!!
    Asisti aal curso de gregoriano y órgano el pasado verano y tengo que decir que fue algo especialmente cuidado, con gran calidad en el contenido y que el trato recibido por la comunidad fue excelente.
    Muchísimas gracias .

  • #2

    Benedictinas (sábado, 25 diciembre 2021 15:28)

    Muchas gracias, Camino. Feliz Navidad!