· 

HOY COMIENZA...

DOMINGO II DE NAVIDAD

 

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.

Él estaba en el principio junto a Dios.

Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió. (Jn 1-18)

 

 

Comienza un nuevo año, un principio. A todos nos gustan los comienzos porque lo nuevo ofrece siempre posibilidades. Pero también nos viene el miedo, la incertidumbre:  ¿Cómo nos irá?

Juan, en el evangelio, nos habla hoy personalmente  y te dice que Dios se dirigen a esa ansiedad tuya, a ese miedo que llevas en el corazón y que Jesús es la respuesta. 

Él estaba, desde el principio, con el Padre y viene a ti como luz, como plan nuevo alternativo al tuyo que tanto daño te hace. Te ofrece un vida, un plan B, un plan de salvación, que te posibilita ser lo que eres: hijo de Dios.

Dios se ha fijado en eso que te pasa; te ha visto llorando, asustado, y ha dejado su condición divina para estar a tu lado y que puedas vencer ese subjetivismo tan falso y tan dañino.

Hoy empieza, para ti, una nueva vida si la quieres recibir. Lo más importante no es lo que tú esperas de la vida y de Dios, sino lo que Dios y la vida esperan de ti.

                                  (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 0