NUESTRA MISIÓN

 

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos» (Mc16,15-18).

 

COMENTARIO

En este texto, Jesús se muestra muy claro. No está dando una sugerencia, sino dando un mandato: "Id al mundo entero a predicar el Evangelio".

Esta idea de que la fe debía de ir por todo el mundo  era totalmente contraria al pensamiento judío de la época. Pero los apóstoles obedecen. Se lanzan a la misión anunciando la salvación a todo el que cree. Y Jesús les hace una promesa de poder divino y protección.

El énfasis está en la responsabilidad de la predicación que tenemos cada uno.

Nuestra misión es ser discípulos que hacen discípulos. Pero ¿cómo realizarlo?

Jesús ya nos lo ha dicho: "Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres" 

Si le  conoces y le sigues, él  cambia tu vida y te lanza a una nueva misión.

Pero, estás llamado a trabajar en equipo con otros hermanos y con tu carisma. Porque si no aseguras tu parte, queda sin hacer. Tienes que ser un seguidor de Jesús contagioso de VIDA, de la Vida de Jesús.

 

                             (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 0