· 

CAMINO A LA PLENITUD

Simeón espera, como todo el pueblo de Israel, un Mesías Salvador. El Espíritu Santo le lleva al Templo para encontrarse con Jesús, Consuelo de Israel.

 

Simeón escucha esta llamada: "No tengas miedo". 

Quizás te digas: Soy mayor y me da miedo esta aventura nueva. Tengo mi vida bien hecha, tengo mi propia visión de las cosas; ya trabajo y me entrego lo suficiente. 

Sí, pero te falta un nuevo encuentro con Jesús, tu Salvador. Ya ves que el Espíritu Santo te moviliza. Él es energía nueva para ti, poder dinámico. No te  deja tranquilo. Te empuja a dar un paso más a un mayor crecimiento.

El Espíritu Santo es un principio de pánico que no trata de justificar tus verdades, sino de llevar tu vida a su plenitud.

No tengas miedo porque él desplegará su poder en ti si tú le dejas.

 

                                                   (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Sandra (jueves, 03 febrero 2022 17:52)

    Que se cumpla en mi la voluntad del Señor.