· 

EN LA DIFICULTAD...

EN LA DIFICULTAD, SAN JOSÉ... 

Evangelio: Mt1,16.18-21.24a

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:

María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:

- «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»

Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

 

COMENTARIO

Se presenta una situación muy problemática para José. Tiene que romper su compromiso con María que le ha sido infiel. Está deshecho y ha tomado una resolución solo sin decírselo a nadie. José no ha querido hablar con María y, probablemente, ella le habría explicado su embarazo. Con la falta de comunicación siempre hay confusión y deformación de los hechos.

Entonces Dios tiene que intervenir. José debe acoger a María. Y se le aparece, en sueños, un ángel. Esto significa que José no ha quedado tranquilo con su decisión y le está dando vueltas. El ángel le habla de un nacimiento virginal. Pero ¿quién puede creer eso? Solo una fuerte confianza en Dios como la que él tuvo. Su fe le permitió descubrir que tras todo acontecimiento doloroso hay algo más, una verdad mayor e inexplicable.

También en nuestra historia personal, hay acontecimientos que nos sobrepasan y que queremos ocultar o borrar. Pero ten cuidado. Eso es una mala gestión. Es mejor acogerlos, mirarlos de frente y abrirlos. Dios siempre saca el bien de todo ese pasado tortuoso. Es su característica más destacada. Y si perseveras y lo abres todo a su presencia, al final viene el nacimiento de algo nuevo en tu vida.

 

                                  (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Marisa Argüelles (sábado, 19 marzo 2022 15:35)

    Precioso. Abramos nuestra vida al Padre, como San José.

  • #2

    Carmen María Rubianes (sábado, 19 marzo 2022 19:02)

    Preciosa y muy original reflexión
    Abrir nuestro dolor a Dios para que nazca la vida
    ... Muchas gracias

  • #3

    Ernestina (sábado, 19 marzo 2022 21:56)

    Muchas gracias por seguir esta página web y por vuestros comentarios
    Un abrazo grande

  • #4

    Casina (lunes, 21 marzo 2022 01:20)

    Ha sido una hermosa meditación al día siguiente de San José.
    ¡Mirar de frente los acontecimientos!
    ¡Muchas gracias!