· 

¿ESCUCHAS SU VOZ?

Yo te pregunté: ¿Eres de las ovejas del rebaño de Jesús? Y tú me dijiste: Yo creo que sí. Ahora lo vamos a comprobar. Vamos a ver si escuchas su voz porque no es fácil.

Lo primero es que tienes que estar seguro de que buscas la verdad y darte cuenta de dónde viene esa voz verdadera. Fíjate en el evangelio: la voz no viene de ti, sino que viene de fuera. 

¿Por que la voz verdadera no viene de dentro de ti? Porque podría ser que no fuera la verdad, sino tu yo personal, tu ego. Y eso es, precisamente, lo que tienes que abandonar: ese personaje que te has creado y es falso y continuamente quieres que lo adores y alimentes para seguir perdiendo. Porque la voz verdadera que viene de fuera, precisamente, te llama a salir del redil donde estás pasando la vida cómodamente y ponerte en camino. Y no para hablar, sino para actuar. Esta es la traducción correcta del término que en el evangelio se ha traducido por escuchar: actuar.

El lenguaje que Jesús utilizó en su vida fue el de las acciones: sanando, consolando, protegiendo... rescatando siempre la dignidad humana.

También tú, solo nos convences de la verdad de tu seguimiento de Jesús, a través de tus actos, no de tus palabras.

¿Te has apartado de tus propias ideas y estrecheces de mira y de tus imposibles? Pues, ¡ánimo! Si es así, la verdad entrará en ti y llevará a cabo la plenitud de tu vida.

 

                                   (E.A.)

 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Casina (domingo, 08 mayo 2022 19:06)

    ¡Gracias, gracias, gracias!