· 

LO QUE NOS DEJA JESÚS

Los discípulos están en el contexto más propicio para el miedo: Jesús les ha dicho que se va y se encuentran entre una multitud enloquecida y asesina.

También a nosotros nos surgen situaciones de miedo, desconcierto y angustia. Es ese miedo que congela y paraliza, que nos encierra en nosotros mismos. Es un miedo que nos vence.

En ese momento nos llega un auxilio: el Espíritu Santo y la paz. Es Cristo actuando en nuestra vida. Él no es un muerto. Vive y está constantemente activo.

El Espíritu es el Paráclito, alguien a quien se le llama para ayudar cuando alguien está en peligro o desconcertado por la oscuridad de sus pensamientos negativos.

También viene la paz de Cristo. La paz de Cristo indica un estar completo algo, sin necesitar nada más. Significa aún más: estar restituido un daño, reparado un mal.

Jesús nos da ese estado en el que toda nuestra vida reparada, completamente de acuerdo a lo que estamos llamados a ser.

No hay paz de Cristo que no vaya acompañada de paz y agradecimiento.

 

                                   (E.A.)

 

 

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Mar. (lunes, 23 mayo 2022 14:06)

    La Paz de Jesús.
    Ka Paz del Espiritu Santo.

    Muchas Gracias...