"SÍGUEME"

DOMINGO XIII, CICLO C

Cuando se completaron los días en que iba a ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de él.

Puestos en camino, entraron en una aldea de samaritanos para hacer los preparativos. Pero no lo recibieron, porque su aspecto era el de uno que caminaba hacia Jerusalén.

Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le dijeron:

«Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que acabe con ellos?».

Él se volvió y los regañó. Y se encaminaron hacia otra aldea. Mientras iban de camino, le dijo uno:

«Te seguiré adondequiera que vayas».

Jesús le respondió:

«Las zorras tienen madrigueras, y los pájaros del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza».

A otro le dijo:

«Sígueme».

El respondió:

«Señor, déjame primero ir a enterrar a mi padre».

Le contestó:

«Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios».

Otro le dijo:

«Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de los de mi casa».

Jesús le contestó:

«Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás vale para el reino de Dios» (Lc9,51-62).

 

COMENTARIO

Jesús va de camino a Jerusalén con la firme determinación de aceptar la cruz y reprende a Santiago y a Juan por su espíritu violento.

En el camino encuentra unos cuantos que quieren seguirle.

Al primero que quiere irse con él donde quiera que vaya, le dice que no va a ningún sitio concreto, ningún sitio que dé seguridad. 

Luego están los que retrasan la respuesta y les presenta la prioridad de la llamada por encima de todo lo demás y la urgencia del "Sí". No puedes decir: "mañana". Además hay que mirar siempre hacia delante sin echar la vista atrás, al pasado, a lo que fuimos. El que mira atrás mientras está arando hace un surco torcido y queda en ridículo ante sus compañeros.

Jesús no nos presenta un seguimiento fácil. Lo que quiere, en el fondo, es romper tus dependencias que tanto te dañan y hacerte plenamente libre y feliz.

 

                                       (E.A.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0