¿SER YO? ¿ACUMULAR?

 

En aquel tiempo, dijo uno de entre la gente a Jesús:

«Maestro, dije a mi hermano que reparta conmigo la herencia».

Él le dijo:

«Hombre, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre vosotros?».

Y les dijo:

«Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes».

Y les propuso una parábola:

«Las tierras de un hombre rico produjeron una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos, diciéndose:

“¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo:

“Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el trigo y mis bienes. Y entonces me diré a mí mismo: alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente”.

Pero Dios le dijo:

“Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?”.

Así es el que atesora para SÍ y no es rico ante Dios» (Lc 12,13-21).

 

COMENTARIO

Dos hermanos se reparten la herencia. El menor se da cuenta de que el reparto ha sido injusto.

¿Quién mejor que Jesús para echarle una mano?

Y Jesús aprovecha la ocasión para hacer una reflexión sobre el deseo de poseer, de acaparar: lo más importante en nuestra vida no quede oculto por otros intereses.

Puede que yo no sea una persona codiciosa, pero sí necesito preguntarme hasta qué punto las cosas materiales me crean dependencia. Todo lo que implique acumular nos crea dependencia porque nos fija en eso y nos impide ver la vida desde otra perspectiva. Y pueden ser cosas pequeñas, insignificantes... La persona que ama sus posesiones las cuida con mucho celo, las mantiene; hace todo lo posible para prevenir que nadie se lo toque, se lo tire.

Dios llama a esa persona necia. El juicio de la persona sobre el valor de las cosas está muy equivocado. Eso que tanto valor tiene para ella no tiene peso alguno.

La acumulación está unida siempre a la preocupación: ¿dónde lo guardo?, ¿cómo lo cuido? ¿...? Todo eso es un equipaje muy pesado que te impide seguir avanzando hacia la verdadera vida.

                                (E.A.)


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Rosa María Alonso (domingo, 31 julio 2022 12:53)

    Buena reflexión. Gracias.