· 

¿INDIFERENCIA?

Tenemos dos hombres. Uno bastante consumidor y no se da cuenta de otro que está a su lado y muy necesitado. No le hace ningún mal. Simplemente le ignora. El hombre rico vive desatendiendo el presente. No realiza bien su papel. Pierde la oportunidad del momento presente y, como resultado, arruina su futuro.

El rico no supo ver, en Lázaro, un hermano necesitado. No pudo eliminar la distancia que los separaba.

¡Qué importante es eliminar todo lo que nos distancia!

Hay un imperativo categórico para todo ser humano: Acercarse al hermano con respeto para cuidarlo y reconciliarse con él antes de que la distancia se vaya haciendo cada vez más grande.

El rabino Joshua fue a Roma en el siglo III y le llamó la atención cómo cuidaban las estatuas cubriéndolas con un lino fino para protegerlas del calor del verano y del frío del invierno. Mientras miraba las estatuas, un mendigo le pidió un poco de pan. Y él pensó: aquí hay estatuas cubiertas con ropa costosa y, al tiempo, un hombre, imagen de Dios, cubierto con harapos.

Una humanidad que presta más atención a las estatuas que a las personas perecerá.

Así, una familia, comunidad... que no respeta la libertad de la persona perecerá.

 

                                   (E.A.)

 

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Marisa Argüelles (domingo, 25 septiembre 2022 16:22)

    Muy acertada reflexión. Ahora? A ponerla en práctica. Gracias.