Entre lo humano y lo divino

 

 

La experiencia de Dios no puede ser monopolizada por ninguna religión, por ninguna cultura, por ningún sistema de pensamiento.

 

La experiencia de Dios, en tanto que experiencia de lo divino, es una experiencia no sólo posible, sino también necesaria para que todo ser humano llegue a la conciencia de su propia identidad.

 

El ser humano es plenamente ser humano si hace la experiencia de lo divino; si no, no llega todavía a integrarse en lo humano.

 

Raimon Panikkar "La experiencia de Dios" 

 

 


La Sabiduría

   

El señor me poseyó al comienzo de sus caminos, antes de hacer cosa alguna, desde el principio.

 

Fui establecida desde la eternidad, y desde los tiempos antiguos, antes de que fuese creada la tierra. No existían todavía los abismos, y ya había sido concebida; no habían brotado todavía las fuentes de las aguas; no se habían alzado todavía las montañas con su pesada masa; vi la luz antes que las colinas. Aún no había hecho el Señor la tierra, ni las flores, ni las bases del universo.

 

Cuando estaba preparando los cielos, allí estaba yo; cuando ponía en torno a los abismos sus límites con ley inviolable, cuando asentaba el aire en las regiones superiores y equilibraba las fuentes de las aguas; cuando ponía en torno al mar los límites e imponía una ley a las aguas, para que no atravesaran sus límites, cuando ponía los cimientos de la tierra, yo estaba con Él, regulando todas las cosas, y yo estaba cada día en las delicias, jugando sin cesar ante él, jugando sobre el orbe de la tierra... (Prov. 8, 22-23)

Diálogo Interreligioso DIM

 

 

El Monasterio  contribuye al conocimiento y al diálogo entre el cristianismo y las demás tradiciones religiosas.

 

"Diálogo Interreligioso Monástico / Monastic Interreligious Dialogue (DIMMID) es una organización internacional monástica que promueve y apoya especialmente el diálogo entre las monjas y monjes cristianos y los seguidores de otras religiones. 

 

Actúa en coordinación con el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, de la Santa Sede, y colabora con otras organizaciones que fomentan el diálogo interreligioso.

 

Los creyentes de diferentes confesiones y tradiciones religiosas que deseamos establecer lazos de amistad, vida, oración y acción, en la búsqueda del plan de Dios para la humanidad, y con especial atención a los diferentes modos de la vida monástica y contemplativa.                

http://www.dimiberico.org/             amigosdimiberico.blogspot.com.es/ 




Vocación : Sabiduría

 

Ninguna verdad que la mente humana haya podido descubrir mediante una investigación sincera puede estar en contradicción con la verdad ya conocida porque Dios Suma Verdad ha creado y tolerado la inteligencia humana no para que oponga cada día nuevas verdades a las verdades firmemente adquiridas, sino para que una vez eliminados los errores surgidos, esa inteligencia añada verdades en el mismo orden y con la misma organicidad que constatamos en la naturaleza misma de las cosas de donde nace la verdad.

 

Encíclica Humani generis

 



La vocación contemplativa

Trinidad supraesencial y más que divina y más que buena, maestra de la divina sabiduría cristiana, guíanos más allá del no saber y de la luz, hasta la cima más alta de las Escrituras místicas.

 

Allí donde los misterios simples, absolutos e inmutables de la teología se revelan en las tinieblas más que luminosas del silencio.

 

En medio de las más negras tinieblas fulgurantes de luz desbordan, absolutamente intangibles e invisibles, los misterios de hermosísimos fulgores que inundan nuestras inteligencias, que saben cerrar los ojos.


Ésta es mi oración. Timoteo, amigo mío, entregado por completo a la contemplación mística, renuncia a los sentidos, a las operaciones intelectuales, a todo lo sensible y a lo inteligible. Despójate de todas las cosas que son y aun de las que no son y elévate así, cuanto puedas, hasta unirte en el no saber con aquel que está más allá de todo ser y de todo saber.

 

Porque por el libre, absoluto y puro apartamiento de ti mismo y de todas las cosas, arrojándolo todo y del todo, serás elevado en puro éxtasis hasta el Rayo de tinieblas de la divina Supraesencia. 

Dionisio Areopagita

 


La Santa Pobreza

 

El alma verdaderamente razonable, viendo la suerte de los malos y el bienestar de los impíos, no se turba al imaginar su goces en esta vida, como hacen los insensatos.

 

Porque bien sabe ésta cómo la suerte es inestable, la riqueza, incierta, la vida, efímera, y sabe cómo la justicia no se deja corromper por donativos.

 

Y un alma tal, tiene fe de no ser descuidada por Dios, y de que el alimento necesario le será administrado.

 

San Antonio el Grande.

 

 

 

El fuego de la purificación y la iluminación

"Existe una diferencia entre examinar asiduamente el corazón y visitarlo mediante el espíritu, rey y pontífice que ofrece a Cristo víctimas razonables. Sobre los unos -nos dice un autor que mereció el título de teólogo - el fuego santo y supraceleste desciende para consumir aquello que resta todavía para su purificación; él ilumina a los segundos en la medida de su perfección.

 

Pues el mismo fuego que consume es también la luz que ilumina. Por eso ocurre que algunos salen de la oración como de una hoguera, experimentando una especie de disminución de manchas y materia, mientras que otros salen iluminados y revestidos del doble manto de la humildad y la exultación.

 

Aquellos que salen de la oración sin uno de estos dos efectos, han hecho una oración corporal (...) y no una oración espiritual. Si el cuerpo que toca a otro sufre un efecto de alteración, ¿cómo no sufrirá también una alteración aquel que toca el cuerpo del Señor con manos inocentes?"

 

 

San Juan Clímaco