· 

ENTREGA

Hace unos días me he encontrado con un librito de poesías de una de nuestras hermanas, sor María Inés. Es una de las más mayores de la Comunidad y lleva casi sesenta años de vida monástica. Es una mujer muy trabajadora y muy rezadora, casi siempre la vemos orando en la capilla o paseando por el monasterio con su rosario.

 

Me gustaría compartir con Ustedes algunos de sus versos. Hoy les ofrezco el poema titulado "Entrega" junto con unas líneas que escribió sor María Inés para introducir su librito.


Recojo en estos sencillos versos algunos retazos de mi vida monacal.

 

En un monasterio se ora, se trabaja y se celebran fiestas familiares. Pero esto no se realiza de una manera aislada. El monasterio es una fraternidad y cada miembro aporta su granito de arena para que la alegría cristiana sea la nota distintiva de los que se han comprometido a caminar juntos en este peregrinaje que conduce a la vida eterna.

Entrega

Hoy he soñado despierta.

Y ¿qué he soñado, Señor?

¡Ah, si explicar yo pudiera

Cómo una flecha certera

De amor me hirió el corazón!

 

¿Qué mano que no veía

Tensó con tal suerte el arco

Que, creyéndome dormida

Cambió el rumbo de mi vida

De lo bajo a lo más alto?

 

¿Qué suave brisa del viento

Viéndome yo en tempestad

Tal sopló que en un momento

Mi pesar trocó en contento,

Trayendo a mi alma la paz?

 

Noche oscura, ya la luna

Alumbró tu faz morena.

Tú has brillado cual ninguna

Y de estrellas, una a una,

Cubres mi frente serena.

 

Sueño feliz: yo quisiera

Soñar y siempre soñar

Pesadillas verdaderas

De celestiales quimeras

Y ya nunca despertar.

 

Cazador me has herido:

No penes por mi dolor

Que es dulce sufrir contigo;

No hay corazón dolorido

Cuando tú hieres, Señor.

 

Esta presa que has cazado

-Presa soy, sí, de tu amor- 

¡Suscríbete a nuestro blog!

Basta con mandar un correo a: rosabenedictina@gmail.com y vas a recibir los avisos de las nuevas publicaciones del blog.


¡Todavía te puedes apuntar a algún taller de la Escuela de Experiencia Religiosa EDER Subiaco!


Si te ha gustado, ¡COMPÁRTELO!

Escribir comentario

Comentarios: 0