Pensar la fe · 07 julio 2018
El monje es un loco de Dios que intenta vivir y amar compartiendo un mismo ideal con los hermanos de su comunidad.
Espiritualidad monástica · 30 junio 2018
En los monasterios es primordial el cuidado de los ancianos y enfermos. La Regla de San Benito está muy pendiente, en general, de los débiles para que nadie se perturbe ni disguste en la casa de Dios. Los monjes queremos actuar como Jesús. Jesús contagia salud y vida, su fuerza curadora reside en su persona. No actúa confiando en técnicas, sino en el amor de Dios, que se compadece de los que sufren. Su empeño es despertar la certeza en la cercanía de Dios luchando contra el sufrimiento.

Pensar la fe · 13 junio 2018
El monje tiene su razón de ser y vivir en CRISTO. Así le habla: - CONTIGO (relación personal con Cristo) - COMO TÚ (configuración con Cristo) POR TI (razón de vivir: Cristo)
Espiritualidad monástica · 04 junio 2018
Una de las características más importantes del carisma benedictino es la celebración de la Liturgia de las Horas. San Benito nos dice en la Regla que no antepongamos nada al Oficio Divino. Por eso, todas nuestras actividades están distribuidas a lo largo de la jornada en función de la liturgia. Nos reunimos en el coro siete veces al día para este servicio de alabanza. Dos hermanas comparten con nosotros qué significa para ellas la liturgia.

Pensar la fe · 26 mayo 2018
EL MONJE SIGUE A CRISTO. Y LE SIGUE POR ÉL MISMO. Y, SIMPLEMENTE, PARA SEGUIRLO.
Espiritualidad monástica · 21 mayo 2018
El monje aparentemente no sirve para nada. También se podría decir de manera más positiva que el monje es "un lujo de Dios". San Benito presenta al monje como un hombre o mujer sencillos cuya única misión es buscar a Dios, llegar a una profunda unión con él en el silencio y la soledad. La esencia de la vida monástica es la intimidad con Dios que brota del amor. La misión del monje es la celebración litúrgica, la acogida de los huéspedes y ser un recordatorio de que Dios existe.

Pensar la fe · 13 mayo 2018
- SEGUIR A JESÚS "Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre..., no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí, no puede ser discípulo mío" (Lc 14, 26-27). La pertenencia al Reino de Dios depende de la aceptación de la llamada de Jesús, su invitación. La aceptación de esa llamada supone una entrega incondicional a Jesús: posponer ... (todo); incluso a sí mismo. Lo que pide Jesús es una entrega ilimitada de su decisión por él. Incluso teniendo delante...
Pensar la fe · 30 abril 2018
¿Estás cansado? ¿Sientes agotamiento y no precisamente físico, sino vital? Pues sigue leyendo...

Vocación · 19 abril 2018
Dios tiene un plan de amor y de felicidad para cada uno de nosotros. A algunos nos llama a seguirle en la vida consagrada. ¿Cómo nace tal vocación? Cada uno somos únicos a los ojos de Dios y pues cada uno tiene su historia personal de la llamada. Hoy nos va a contar sor Ernestina cómo surgió su vocación a la vida monástica benedictina.
Espiritualidad monástica · 05 abril 2018
El monje o la monja es una persona que busca a Dios en soledad y en silencio. Los monjes benedictinos vivimos el Evangelio bajo una Regla y un abad (abadesa), en una comunidad.

Mostrar más